Sponsored Links

Epagneul Bretón

Perros - Razas de Perros

Historia de la Raza Epagneul Bretón


Hay dos teorías sobre el origen de los ancestros de las razas de perros Epagneul. La primera sostiene que sus ancestros son aquellos perros que Gastón Phoebus definió como "españoles", presentes en ambas vertientes al norte de los Pirineos desde el siglo XII, que se difundieron por toda Francia y dieron lugar a los Epagneuls. Igualmente, Antoine Furetiere en su "Dictionaire Universel" (1690) les señaló como de origen español, escribiendo: 'Epagneul o espagnols son los perros que sacan los conejos entre la maleza' y León Bertrand en su libro "La Chasse et les Chasseurs" ratifica esta teoría y además añade que muchas razas inglesas, francesas e italianas "tienen su origen en España o al menos tienen media sangre española" (De Benito, 1998). Arkwright (1902) señaló que "los perros de pelo largo son originarios de España" y que "el Spaniel llegado a Inglaterra procedía de Francia, donde la raza fue naturalizada, pero ésta provenía de España".


La otra teoría que indican algunos cinólogos es que sus ancestros son animales de origen autóctono francés, y su nombre proviene de la derivación del verbo "espanir" que significa acurrucarse, tumbarse o agazaparse y/o del antiguo vocablo "espaigneux" que significa "que espera", por la forma o acción típica que este perro adopta cuando se aproxima a la presa.


La formación de esta raza se produjo en el siglo XIX, en una época en que muchos ingleses cazaban en la región de los Montes d'Arrée y las Montañas Negras, a donde llegaron con perros de raza Setter, Pointer y Springer, pero que dejaban en Bretaña en la época entre las estaciones de caza. Estos fueron cruzados con los Epagneuls de la región aportando el color blanco y naranja, mejorando su pelo, dándole mayor firmeza en la muestra y una estampa más refinada.

Perros de Raza Epagneul Bretón


La creación de la raza se produjo en las perreras del Vizconde de Pontavice, destacado importador y criador de Setter Inglés de capa blanca y naranja, que cruzó una hembra Setter de manto limón con uno de los Epagneuls de su guarda de caza, Luzlac que tenía Epagneuls blancos y marrones. En esta camada nació una hembra blanca y naranja que fue la originaria de la raza Epagneul Bretón, cuya fama trascendió pronto de su región natal de Fougères. En 1896 fue presentado el primer ejemplar de esta raza en la exposición canina de París por el Vizconde de Pontavice dentro de la categoría "Epagneuls diversos". El interés por esta raza se aceleró con la inscripción del ejemplar en el Libro de Orígenes francés en 1891, aunque hasta 1900 se produjeron diversos cruces con Setter Inglés.


En 1904, el ejemplar 'Max de Callac' fue coronado en la exposición de Paris y en 1907 se fundó en Laudéac el "Club de Epagneul Bretón de Cola Corta", presidido por el Vizconde de Pontavice, siendo reconocido por la Sociedad Central Canina. El primer estándar racial se realizó en 1908, pero el definitivo se redactó en 1938 por Ronan de Kermadec, donde dejó de ser un imperativo la presencia de "cola corta natural", característica considerada como la prueba patente de la pureza racial. Los primeros colores de capa admitidos fueron el blanco y marrón y el blanco y naranja, siendo en 1956 cuando se aceptó el manto negro.


Características del Epagneul Bretón

De origen francés, es de los perros de muestra más pequeños, con un excepcional vigor físico y energía. La altura a la cruz ideal para los machos es de 48 a 50 cm, y de 47 a 49 cm para las hembras, con pesos de 14 - 15 Kg y 13 - 14 Kg respectivamente.

El estándar racial de la Federación Cinológica Internacional lo califica como un perro armonioso de mirada atenta y de expresión inteligente, siendo de una apariencia elegante. Es de aspecto brevilíneo, compacto, con osamenta robusta y presentando una redondez global de los perfiles pero sin tosquedad.

El cráneo es de longitud media, con paredes laterales pronunciadas y redondeadas, con el surco medio y la cresta sagital no muy marcados, donde los ejes craneofaciales deben ser paralelos y el stop marcado, pero no demasiado acentuado por una prominencia anómala de los arcos superciliares. La trufa es ancha, cuyo color armoniza con el pelaje, así como con el borde de los párpados y orificios naturales.

Los ojos son ligeramente oblicuos, vivos y de expresión dulce, inteligente y franca, ligeramente ovalados, en posición semilateral y con párpados finos y pigmentados. Las orejas presentan inserción alta, son de forma triangular, bastante anchas y más bien cortas, estando parcialmente cubiertas de pelos ondulados en la parte superior y de pelos rasos en el extremo.

El cuello es robusto, de longitud media, sin papada, aunque bien saliente de los hombros. El tronco es recogido, con cruz elevada nunca ensillada, con costillas bastante redondeadas y anchas y grupa ligeramente inclinada, siendo típica la conformación del tórax en barril, dando en su conjunto una impresión de solidez, robustez, fuerza y resistencia. La cola es recta y pendiente, de unos 10 cm, a menudo un poco torcida, que termina con un mechón de pelo cuando está presente, pudiendo ser anuro.

La piel es fina, bien adherida al cuerpo y bien pigmentada. El pelo es bastante fino pero no sedoso, liso o ligeramente ondulado sobre el cuerpo, aunque ligeramente ondulado en las orejas, garganta y bajo vientre, donde también debe presentar flecos, siendo raso sobre la cabeza y la cara anterior de los miembros. Las coloraciones del manto admitidas son blanca y naranja, blanca y negra, blanca y marrón, con parches de color diferente más o menos extendidos, no admitiéndose el pelaje de un sólo color. También se admite el pelaje tricolor o ruano con uno de estos colores, que a veces es moteado sobre la caña nasal, los labios o los miembros.

Es un perro de muestra polifacético, con excelentes cualidades para todo tipo de caza y de terreno por lo que es una de las razas más apreciadas para la caza en todo el mundo. Se adapta a cualquier ambiente, de expresión inteligente y alerta, resistente, de gran potencia, velocidad y dinamismo siendo un buscador infatigable con un olfato muy desarrollado. Tiene un carácter equilibrado, sociable, sensible, dulce y juguetón, siendo fácilmente adiestrable.

Destaca durante la búsqueda por sus movimientos, sentido del olfato, la extensión de la exploración, espontaneidad, continuidad en la muestra y su adaptación al entrenamiento. Es un perro adecuado a cualquier terreno que cobra bien tanto la caza de pelo como la de pluma, teniendo un excelente instinto como cobrador en el agua. Se utiliza principalmente para la caza de becada, perdiz, pardilla y liebre.


Mas:

Orígenes de los Perros
Orígenes e historia de los Perros de Caza

Galería


Criadores

Si eres criador o tienes camada y quieres dejar tu link, escríbenos a Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Enlaces

Razas Autóctonas de Perros
Razas de Perros